Misión secreta | Bond in Motion II

Ene 07 2014

Operación Bondres | Día #2

DÍA 2:

Nos levantamos a las 07:00 de la mañana, que coincidencia, habíamos quedado para desayunar. Decidimos no desayunar en el hotel por si habían escuchas, preguntamos en recepción si teníamos algún mensaje, nos dijeron que no. Salimos a desayunar a la cafetería de enfrente, todo perfecto, baguettes por doquier, bolleria a tutiplén, todo como manda un buen desayuno, mientras tanto pedimos que prepararan el vehículo, y cuando terminamos de desayunar el vehículo estaba listo para nuestra marcha, a ver si aprende la Sección Q de una vez.

Nos pusimos en marcha. Nuestro objetivo esa mañana era llegar a un pueblecito cerca de Southampton llamado Brockenhurst, e introducirnos en la sección automovilística del MI6 en la exposición llamada “Bond in Motion”. Todo empezó bien, salimos de Londres sin ningún problema, le hicimos caso al navegador , pero casi al salir de Londres tuvimos que volver, ya que el agente "El Santo" me preguntó si tenia las credenciales para entrar, y yo en ese momento dije que si, las fui a buscar y no las encontré, y ahí empece a ponerme sudoroso al estilo Craig después de que le envenenen en Casino Royale. Al final sólo fue un mal trago, las tenia conmigo, el problema es que la seccion Q me proveyó de un tres cuartos lleno de bolsillos por todas partes, eso parecía una tienda de campaña en vez de un tres cuartos, sigan así que contratamos a Macguiver Sección Q.

Después de ese pequeño susto el viaje sigue su camino, íbamos sobre la hora prevista. Una cosa que nos pareció significativa y sospechosa a todos es que veíamos coches de la marca Porsche por todos sitios, en carretera, aparcados, en gasolineras, en concesionarios, o eran agentes de incógnito de SPECTRA en esos coches - que ya podían haber sido Fords, digo yo - o es que en el supermercado cuando comprabas una bolsa de patatas fritas te tocaba. Pensamos más que eran agentes de SPECTRA de "incógnito" que nos seguían.

Seguimos viajando a nuestro destino, ¿estaba más cerca o no? ya que otra vez el agente "Dr. Panecillo", y ya van dos, decidió ir por otro camino, ya que según él lo había indicado el navegador. Menos mal que esta vez DB5 se dio cuenta, y sólo dimos 3 vueltas a una misma rotonda. Por cierto, sigo diciendo que la campiña inglesa es muy bonita. Hicimos dos cambios de sentido, en este caso no hubo niños en las aceras pero si bordillos, pero bueno, no pasó a mayores.

Después de 2 horas de viaje disertando sobre los placeres de la vida de un agente, llegamos a nuestro destino gracias a "El Santo" y a mi, ya que si hubiera sido por "Dr. Panecillo" hubiéramos ido al Canal de La Mancha y lo hubiéramos atravesado para llegar otra vez al sitio. Creo que lo achacamos a su affaire con las camaras del Mi6 de la pasada noche. El sitio era impresionante, situado en una zona de bosque maravillosa, nos recordaba un poco a la casa de Hugo Drax en Francia, eso nos mosqueaba, pero dijimos que era pura coincidencia.

Una vez aparcados y dejados todos los sistemas de seguridad en marcha del vehículo, nos dirigimos a la entrada. Saqué los 7 pases que nos habían llegado por valija diplomática y accedimos. Íbamos equipados con los últimos avances tecnológicos de la Sección Q: 2 IPads, cámaras fotográficas diferentes y móviles de ultima generación. Una vez allí nos hicimos la foto de rigor con un folio que ponía "Archivo 007", la Sección Q ya nos hubiera podido suministrar otro tipo de identificación..., Entramos todos juntos, pero al poco tiempo nos desperdigamos, cada uno tenia su misión: "El Santo" guiarnos; "008" y yo sacar el máximo numero de fotografías y vídeos como habéis visto; "Dr. Panecillo" hacer de turista com también habéis visto ya que sale en casi todas las fotos; "57" supervisar los restaurantes y cafeterías; "Ebardo" darnos apoyo técnico y DB5 analizar las consecuencias de los destrozos del los Aston Martins.

Hubo situaciones de riesgo, como "008" saltando los sistemas de seguridad para hacer fotos que nos sirvieran en nuestra misión, o como yo con la ayuda de "El Santo" haciendo una treta de distracción para poder grabar algún sitio saltándonos también los controles. Después de 4 horas examinando el parque automovilístico de la Sección 00 - que por cierto ya podría funcionar alguno, muchos están para desguace -, nos llamó "57", después de asegurar el perímetro de restaurantes y cafetería, para decirnos que estaba todo despejado y en condiciones para una mision dura: probar la cocina inglesa, es decir, comer.

Después de una comida placentera y llena de imágenes que todavia a dia de hoy retenemos en nuestra retina, nos dispusimos ir a la tienda a desvalijarla de recuerdos. Lo malo es que no habia casi de nada, pero aún así todos nos llevamos algo de souvenir, "57" para hacerse con el beneplácito de las dependientas las invintó a bombones, asi nos dejaban tranquilos para conseguir nuestros trofeos. Después de esta parte ludica y de relax del viaje nos dispusimos a regresar para hacer nuestra última incursión en el Londres nocturno, ya que a las 16:30 hora local ya es de noche.

Una vez llegado a Londres, por cierto viaje de vuelta perfecto segun indicaciones del navegador y sin ver campiña inglesa, decidimos hacer la primera parada en el Mi6 para hacernos la foto de rigor. Pero no había luz, no se si es porque sabían que íbamos o porque nos tenían miedo después de nuestra pequeña visita del dia anterior. Sin embargo al final conseguimos hacernos la foto, para tranquilidad del Mi6 y del Imperio Británico, después decidimos ir al hotel a dejar al agente "57" por si llegaba mas información para nuestra misión. Mientras, el resto de agentes nos dispusimos a llegar al final de la mision: encontrar la casa de Ian Fleming. Antes, en el hotel, nos informaron que las torres de control de los aeropuertos más importantes de Londres habian sufrido problemas técnicos y que los vuelos estaban con retraso o cancelados, y nosotros pensando menuda fatalidad, a lo mejor nos quedamos un dia más en Londres, que pena...

Tras el pequeño percance del sistema aéreo Britanico, le llegó un mensaje a "Dr. Panecillo" para que nos presentaramos en el ministerio de Justicia, para recibir nueva información y proporcionarnos otro medio de transporte más discreto. Nosotros encantados, por fin la Sección Q nos daría un transporte como Dios manda, nos dio 6 billetes de metro y un mapa del metro de Londres, lo bueno es que el billete valía para todo un día, ¡DIMISIÓN INMEDIATA QUE FICHAMOS A MACGYVER!.

La situación era la siguente: unos agentes de campo experimentados como nosotros mirando el metro para ver que línea cogíamos, al final decidimos coger la linea amarilla (Circle) en St. James Park, nos recordaba a la escena de Skyfall cuando Bond está en el andén y Q le dice, "Bond, coge el metro". Al final lo cogimos en el último minuto, nuestro próximo destino: la parada de Temple (Templo), ya que nos dijeron que allí estaba la casa de Ian Fleming. Nos bajamos pero no vimos nada. Ponia Temple (Templo), sí seria un Templo, pero no era la casa de Ian Fleming, así que volvimos a coger el metro y a esperar instrucciones. Una vez subidos le llegó un mensaje a nuestro agente "El Santo", diciendo que nos tendríamos que bajar en la parada de Tower Hill. Había una pista, está la Torre de Londres y el puente de Londres y, justamente a su lado, el edificio de Tower Hill (edificio que sale dos veces en Skyfall, la primera cuando M va a ver a Mallory, y la segunda cuando Bond va corriendo por Londres y Silva intenta matar a M). Y cuál es nuestra sorpresa cuando vemos que el edificio está todo en obras y tapado, nosotros ya pensando que el Mi6 queria que nos fuéramos de Londres, pero al final pensamos que eran los Broccoli quienes habian pagado la remodelación del edificio. Seguimos las pistas buscando la puerta por donde M y Bond coge el coche y salen a la fuga, y cual es nuestra nueva sorpresa que todo estaba levantado, parecia Madrid. Pues nada, nuestro gozo en un pozo, nunca mejor dicho.

Después de este contratiempo, decidimos ser originales para despistar al Mi6, asi que nos hicimos pasar como turistas paseando por la Torre de Londres, atravesando el Puente de Londres y haciendo fotos, a ver si se nos ocurria algo. En ese momento a nuestro agente "El Santo" se le ocurrió que podíamos encontrar información en el centro cultural del Barbican, así que nos dirigimos a la estación de Bank, de la linea roja, gracias a los billetes de metro, cortesia de la Seccion Q. Nos metimos en el metro y con el problema que teniamos que hacer transbordo (¡que somos agentes por favor!), y el segundo problema que cuando cambiamos de tren en la estación de Moorgate, denominada por nosotros como Mordor, no sé si conducia el metro Silva, SPECTRA o alguien del Mi6 para que nos fuéramos, ya que el ultimo del grupo que voy a entrar soy yo y en eso que se cierran las puertas, mi mochila se quedó atrapada en las puertas. Toda la información que llevaba no queria el metro que la llevara conmigo, así que estiré de la bolsa hasta que entró. Sí, los demás no me ayudaron, se quedaron mirando la situación, el pánico parecia que les habia dejado inmóviles, pero no fui el único que le pasó algo parecido, al agente "008" se le quiso llevar un brazo, esto ya eran avisos de querian que nos fuéramos de Londres, pero un agente no se rinde jamás.

Una vez llegados a la parada del Moorgate (Mordor), decidimos replantear la operación y el operativo, ¿qué mejor sitio para hacerlo que cenando en un agradable restaurante italiano?, para llenar el buche de 6 agentes en plena operación y disfrutar de los placeres de la comida italiana. Después de cenar nos llegó un soplo a traves del camarero del restaurante, quien nos indico cómo llegar al nuevo Mi6 subterráneo, allí fuimos a preguntar pero nos encontramos con un Parking Publico, nos hicimos la foto de rigor, y encontramos una pista que nos llevó al Barbican Centre (sale en Quantum of Solace cuando llaman a Bond y éste dice que Slate era una vía muerta). No lo tuvimos facil para encontrar la ubicación, ya que estaba todo a oscuras, nosotros ya pensando que el Mi6 no había pagado la luz de ese mes, parecía una emboscada, encontramos una chica a la que le preguntamos, pero creo que por miedo o porque no nos entendía nos dijo que no lo sabia, yo opino que no nos entendía porque nosotros nos manejamos de maravilla en otros idiomas. Después de intentar hacer fotos con cámaras nocturnas y termológicas, las fotos no salieron como quisimos, entonces decidimos que había que encontrar la casa de Fleming como fuera, así que "008" dijo: "yo tengo un amigo que vive en el 221B de Baker Street, podríamos preguntarle", dado como iba la misión y que ya la pesadumbre empezaba a notarse en nuestros agentes, sobre todo "DB5" y "Dr. Panecillo", dijimos: "de acuerdo".

De nuevo fuimos a coger el metro en Barbican, por gentileza de la Seccion Q, tuvimos que hacer varios transbordos, uno de los cuales nos llevó hasta la parada de Bond Street, entonces en ese mismo momento dijimos "ahora si estamos siguiendo la pista correcta", una parada dedicada a James Bond. Se bajaron "008" y "Ebardo" a hacer la foto y casi se quedan, pero subieron al tren, al final llegamos a Baker Street y de camino para salir de la estación "El Santo" encontró otra pista: "el puto barco" de Skyfall. Allí nos quedamos un rato tomando fotos, ya las cámaras de vigilancia y la gente que pasaba nos miraban raros, nosotros lo único que haciamos era intentar pasar desapercibidos para que no nos descubrieran, y qué mejor manera que hacernos fotos en un cartel de publicidad en el que aparecía la pintura del barco de Skyfall, la cosa más normal, además la dirección en que se encontraba el barco nos indicaba como salir de ese galimatías llamado Metro de Londres.

Una vez fuera de la estación gracias a la indicación del barco, nos encontramos una estatua que nos indicaba la dirección correcta para llegar al 221B de Baker Street, era la estatua de Sherlock Holmes que marcaba el camino. Para que no nos descubrieran empezamos a hacer fotos con la estatua como turistas a las 12:00 de la noche, una cosa normal. Después de ver que no nos seguían - aunque pasó un Porsche y nos encontramos otro aparcado, nada sospechoso, ahí ya tuvimos claro que ibas a comprar Fish & Chips y te lo regalaban -, encontramos el 221B de Baker Street, la casa estaba iluminada, dedujimos que Sherlock iba por libre, nosotros con una sonrisa por fin íbamos a encontrar respuestas..., ¿respuestas? "008" llamó al timbre y nada, ninguna respuesta. Ya en nosotros habia una desolación máxima, no ibamos a encontrar la casa de Fleming. Seguimos intentando pasar desapercibidos, 12:30 de la noche y haciéndonos fotos como turistas y sacando la identificación de Archivo 007 en un folio, por cortesía de la Seccion Q, la cosa más normal a esas horas.

Ya con nuestra moral por los suelos nos pusimos en marcha para volver a coger el metro otra vez en la estacion de Baker Street, y regresar a Victoria Station, que es la zona por donde teniamos el hotel. Una mujer sospechosa salió de un taxi con un ramo de rosas, iba en direccion a nuestro agente "Dr. Panecillo", al cual parecia que se las iba a dar. Parecía se una agente, ya no sabiamos si aliada o enemiga, por si acaso cogimos a "Dr. Panecillo" y nos lo llevamos, para no tener problemas..., más que tener problemas era después como explicárselo a su mujer. Una vez salidos airosos de la situación cogimos el metro en direccion a Victoria Station, durante el trayecto hubo que hacer transbordo en el cual tuvimos que esperar tres metros de la cantidad de gente que había para ir a Victoria Station. Una vez mas agradecimientos a la Sección Q por la gran humanidad que nos encontramos allí. Llegados ya a la parada de Victoria Station y en en la calle, ya cuando veiamos que habiamos fracasado en la misión, nos dispusimos a buscar un pub típico inglés para tomar un martini y ahogar las penas por no haber encontrado la casa. Los del Mi6 estarían contentos ya que nos íbamos a ir del país, y estarían felices porque no les volveríamos más locos, ya que no saben si unos tíos que van encapuchados al Mi6, que se hacen fotos en farolas y puertas, y en carteles de publicidad, deben ser muy buenos o muy raros.

Seguíamos buscando un pub ya por la moral por el suelo, cruzamos Victoria Station, seguimos recto y doblamos a la derecha, y zas!. Encontramos nuestro tótem, la casa de Ian Fleming, una casa estilo victoriana blanca situada en Ebury Street, nos hicimos fotos para seguir pasando como turistas, cosa normal a la 01:00 de la mañana, hicimos fotos de toda clase: grupales, en solitario, rezando, en picado, todo para seguir pasando desapercibidos, encontramos un sobre que ponía Archivo 007, y se leía abrir sólo al llegar a España.

Mision cumplida, habiamos encontrado el sobre y la casa de Fleming después de 2 dias intensos, por cierto enhorabuena a la Seccion Q ya que podia habernos dicho que estaba la casa de Fleming a 15 minutos de nuestro hotel, con todos esos satelites que tienen,..¡DIMISION YA!.

Una vez terminado nos dirigimos a nuestro hotel, por seguridad "Ebardo" estaba en otro hotel, asi que los documentos fotográficos que eran de vital importancia nos los dividimos por si nos capturaban.

Nos despedimos del agente "Ebardo" y lo acompañamos a un taxi para que no se lo cogieran, y nosotros nos dirigimos al hotel a descansar unas horas ya que nos debiamos levantar a las 04:30 para coger el avión.
 
Todas las imágenes de la Misión secreta "Bond in Motion" puede verse aquí.
 
 

¡Comparte este artículo!