007: Todo o nada | Crítica

Jul 14 2008

Crítica del videojuego "007: Todo o nada"

Después del éxito de las películas, empiezan a salir los videojuegos. Sin embargo, hay ocasiones en que uno de estos productos brilla con luz propia, y es el caso de este nuevo videojuego del agente secreto más conocido del mundo, que llega para mostrarnos todo su estilo en un videojuego de acción que nada tiene que envidiar a una película.

Jugabilidad

Se podría pensar que los programadores han intentado acercarse a juegos exitosos como "Syphon Filter" o "Metal Gear Solid", pero en cuanto empecemos a jugar descubriremos que "Todo o Nada" no es un mero clon de los juegos citados.

007 tendrá que enfrentarse a una enorme variedad de misiones en escenarios bastante reducidos, de tal manera que no se nos permitirá grabar en medio de una misión. Esto, unido a una dificultad que aumenta progresivamente, hace que el juego resulte bastante largo, existiendo además, un buen número de niveles en los cuales dispondremos de vehículos de todo tipo, haciendo aún más variado el desarrollo del juego.


El número de armas disponibles, aunque no es excesivamente elevado, servirá perfectamente a nuestros propósitos. Los momentos de conducción, por su parte, disfrutarán de un control muy arcade orientado a la acción, y todos los vehículos se manejarán muy bien, ya sean un coche, una moto o un helicóptero.

Gráficos

El aspecto visual de "Todo o Nada" es realmente bueno. Los actores reales que han prestado sus rostros son totalmente reconocibles para los seguidores de la saga cinematográfica, podremos reconocer a Pierce Brosnan como James Bond, o a Judi Dench como M, entre otros.

Tanto los modelos de estas grandes estrellas como los de los enemigos gozan de una animación exquisita.

Por otro lado, el juego tiene una gran cantidad de efectos especiales: explosiones, luz, humo. Un aspecto gráfico genial al servicio de la espectacularidad, que tan solo aumenta la calidad de la experiencia de película que disfrutamos con este juego.

Música

El apartado musical ha sido muy cuidado en este juego, presentando temas que ambientan a la perfección los diferentes escenarios y la acción que transcurre durante toda la aventura. Por supuesto, podremos escuchar la melodía clásica de James Bond con algunas variaciones, e incluso existe un tema cantado con el mismo nombre que el juego, cantado por Mya, y que sirve como introducción al igual que ocurre en las películas.

Todo esto se complementa perfectamente con unos efectos sonoros realmente buenos: las explosiones y los disparos se suceden continuamente, podremos distinguir perfectamente el sonido de los pasos de los enemigos que anden cerca, e incluso tendremos posibilidad de oírles hablar entre ellos cada vez que oigan un ruido o nos detecten.


James Bond 007: Todo o Nada en definitiva, una opción más que recomendable tanto para los fans del espía británico, como para los que disfrutan con un buen videojuego.

¡Comparte este artículo!