Flint

El personaje e información general sobre "Flint, agente secreto", "F de Flint" y el telefilme "Our Man Flint: Dead on Target" 

- ¡No puede ser!
- Pues claro que puede. Para eso es Flint.

De entre todos los personajes que aparecieron a la sombra de James Bond, uno de los más populares fue Derek Flint. Creado por Hal Fimberg e interpretado por James Coburn protagonizó dos películas “Flint, Agente Secreto” (“Our Man Flint”, Daniel Mann, 1966) y “F de Flint” (“In Like Flint”, Gordon Douglas, 1967).

¿Quién es Derek Flint? Lo que no es, pese al título español, es precisamente un agente secreto, pues Flint es un individualista que no ha obedecido una orden en su vida.

Es, física e intelectualmente, un superhombre. Su expediente es impresionante: Soldado de fortuna en una docena de guerras de categoría y revoluciones menores. Tres ascensos en el campo de batalla. Estados Unidos le concedió la Medalla de Honor y Francia le recompensó con la Croix de Guerre. Ostenta títulos de diecisiete universidades de distintas nacionalidades (entre ellos el de físico nuclear), y está versado en veinticuatro deportes. En ocasiones ha sido boxeador profesional, con cincuenta combates ganados; danzarín, doctor, dentista, abogado y honorable jefe indio. Habla cuarenta y dos lenguajes y dialectos fluidamente. Conoce el lenguaje de los delfines. Ciñe el Cinturón Negro de judo. Tiene el campeonato olímpico de lucha griega, esgrima, salto, natación y equitación. Experto hombre-rana. Es escritor. Numerosas galerías de arte se honran exhibiendo sus cuadros. Toca el piano, el violín, la trompa y los tambores, y una vez dio un recital de órgano en la catedral de Notre Dame . Es todo un gourmet . Un auténtico hombre renacentista que, por encima de todo, ama la libertad.

El personaje de Flint está definido a partir de James Bond, pero llevando más allá, al summum en todas sus cualidades. Es la encarnación de lo ultra-cool .

Veamos el argumento de “Fint, Agente Secreto”: El mundo está sufriendo una serie interminable de catástrofes meteorológicas y un aumento de temperaturas, provocadas por un grupo desconocido, el cual además es capaz de neutralizar a todos los agentes secretos que intentan detenerles. Así que ZOWIE (Zonal Organization for World Intelligence and Espionage - Organización Zonal Mundial de Inteligencia y Espionaje) elige para la misión, pese a las reticencias de su director Cramden (Lee J. Cobb), a un hombre que no pertenece a los círculos del espionaje: Derek Flint. Al principio Flint no está por la labor, pero cuando tratan de asesinarle, no le queda más remedio que involucrarse. Su capacidad para identificar con sólo probarla la composición exacta de la salsa bullabesa le lleva a Marsella, donde el agente 0008 (Robert Gunner) le informa de que una cierta organización Galaxia está detrás de todo. También se encuentra con los agentes de Galaxia, Gila (Gila Golan) y Gruber (Michael St. Clair), matando a este último. Una nueva pista le lleva a la empresa “Exótica” donde, tras una noche de amor con Gila, se mete voluntariamente en una trampa para terminar en una isla en medio del océano donde está la guarida de Galaxia. Flint explora la isla pero es detenido por un águila entrenada para detectar norteamericanos. Resulta que Galaxia está dirigida por tres científicos que pretenden instaurar la paz mundial a través del chantaje a las grandes potencias, pero como el precio es la pérdida de la libertad, Flint rehúsa unirse a ellos. Por otra parte, el segundo de Gila, Malcom Rodney (Edward Mullhare), ha intrigado para desacreditar a esta, la cual es condenada a convertirse en una “unidad de placer”. Así que Gila y Flint unen fuerzas para derrotar a Galaxia, destruir la isla y salvar el mundo.

“F de Flint” llegó al año siguiente: A instancias de una organización femenina dirigida por tres poderosas mujeres, comienza la operación Duffer (Zoquete), por la que el presidente de los Estados Unidos (Andrew Duggan) es secuestrado mientras está jugando al golf, y reemplazado por un actor quirúrgicamente idéntico llamado Sebastian. Nadie nota nada, salvo Cramden, gracias a una discrepancia de tres minutos en su cronómetro. Cramden contacta con Flint. Lisa (Jean Hale) le tiende una trampa a Cramden y este es desacreditado, por lo que Flint decide intervenir. Se infiltra en ZOWIE y descubre que sucede algo extraño con un laboratorio orbital tripulado, pero el General Carter (Steve Ihnat) ha sido captado por la organización e intenta matar a Flint. Tras un apresurado paseo por Rusia, Flint deduce que el origen de todo se sitúa en las Islas Vírgenes, donde está el balneario femenino “Fabulous Face”. Esta es la fachada de la organización, que pretende que las mujeres dominen el mundo mediante la amenaza de armas nucleares en órbita, crionizando a sus enemigos y lavando el cerebro de las mujeres mediante secadores de pelo alterados en salones de belleza. Pero antes de que ellas culminen su plan, el General Carter interviene revelando un plan propio para hacerse con el poder. Carter y Flint se enfrentarán a muerte en una cápsula lanzada al espacio.

La primera película es la mejor de las dos. Utiliza los tópicos de Bond para llevarlos al extremo en una elegante caricatura, presentando un personaje atractivo que no se queda en la mera copia. La segunda repite demasiado el esquema de la primera, pero además es más lenta (Flint tarda bastante en aparecer).

Se habló de realizar una tercera película, que se titularía “La novia de Flint” , o “Flintlock , y que llegó a la fase de guion, mas el estudio optó por no hacerla.

Aunque no se realizaron más películas, en 1975 se rodó el telefilme canadiense “Our Man Flint: Dead on Target” , dirigido por Joseph L. Scanlan, un episodio piloto con vistas a una serie, en el que Ray Danton retomaba el personaje, que fue emitido una vez en el programa nocturno Wide World Mystery.

El presidente de la Southern Hemisphere Oilco, Wendle Runsler (Lawrence Dane) es drogado por Sandra (Sharon Acker) y secuestrado por un grupo revolucionario llamado "BESLA" (Ba-El-Sol Libertation Army – Ejército de Liberación de Ba-El-Sol). Ba-El-Sol es un país árabe (ficticio) que posee petróleo y la empresa de Runsler posee las concesiones; el grupo quiere que se libere a sus líderes, que dimitan los actuales dirigentes y dos millones de dólares. Flint recibe instrucciones para el caso, pero su reloj le indica que hay un intruso en su casa. Resulta ser Benita Rogers (Gay Rowan), una chica que quiere trabajar para él. Flint es llevado ante Lahoud (Donnelly Rhodes), el líder del grupo. Benita contacta con BESLA, fingiendo querer unirse a ellos, pero Flint pierde su señal y ella es capturada. Se organiza el pago del rescate en el que Flint demuestra su destreza con el arco y utiliza un avión teledirigido. Aunque el rescate parece salir mal, nuestro héroe descubrirá al final la no tan sorprendente verdad.

La serie no se realizó y es fácil comprender por qué. Danton es un actor eficaz quien ya había interpretado a espías (“Persecución a un espía”, “Nueva York llama a SuperDrago” y ”Lucky el intrépido”), pero no tiene el carisma ni la simpatía de Coburn; le han plantado el peinado de Flint, pero ¡moreno!, y la moda de los 70 le quita cualquier atisbo de glamour. Sobre todo, el guion es un desastre: la historia es terriblemente sosa y han desaparecido casi todas las características de Flint, dejándolo casi en un mero detective. Los temas musicales de Jerry Goldsmith no están. La dirección es plana, lenta y repetitiva. La producción es la típica de las series televisivas detectivescas de esa década, pero sin alcanzar ni de lejos el nivel de “Banacek”, “McMillan y esposa” o “Colombo”.

¡Comparte este artículo!