Nunca digas nunca jamás | Promoción y taquilla

Los resultados de taquilla del remake "no oficial" de Operación Trueno


La película alcanzó el puesto número uno en su estreno el 9 de octubre de 1983, marcando el mayor estreno en otoño de la época. Con un presupuesto de 36 millones de dólares, los ingresos en taquilla fueron de 160 millones de dólares (55,4 en Estados Unidos). El notorio crítico Robert Ebert puntuó la película con tres estrellas y media sobre cuatro, y escribió que Nunca digas nunca jamás, a pesar de basarse en un “guión Bond”, era distinta a otras películas Bond debido a la “profundidad y encanto” de Brandauer como Largo. Otro crítico, Danny Peary, escribió que “fue genial ver a Sean Connery regresar como James Bond tras doce años”, que el Largo “neurótico y vulnerable” de Klaus Maria Brandauer es “uno de los más complejos enemigos de Bond” y que Barbara Carrera y Kim Basinger “realizaron actuaciones memorables”. Peary también escribió que la “película es exótica, bien reaizada, y dirigida con estilo… Podría ser una de las mejores películas Bond si el final no fuera decepcionante. ¿Cuando se darán cuenta los productores que las escenas de lucha submarinas no funcionan porque la audiencia normalmente no sabe diferenciar al héroe del enemigo y que ambos utilizan dobles?”.

Originariamente, la película estaba calendarizada para estrenarse en competencia directa con la pelicula de EON Octopussy, protagonizada por Roger Moore, lo cual llevó a los medios a imaginar “La batalla de los Bonds". Al final, las dos películas se estrenaron en momentos distintos (tras el estreno de El retorno del Jedi) en 1983 y ambos fueron grandes éxitos de taquilla. Al final Octopussy consiguió resultados de taquilla algo mejores que Nunca digas nunca jamás, posiblemente por el hecho de que Octopussy se estrenó en verano y Nunca digas nunca jamás en otoño.

¡Comparte este artículo!