007: Al Servicio Secreto de Su Majestad | Chicas

Las chicas Bond más seductoras de la sexta aventura oficial de James Bond


Diana Rigg
| Tracy Di Vicenzo

Aquellos que critican a las chicas Bond por ser bollitos, obviamente no han visto 007: Al Servicio Secreto de Su Majestad.

 El personaje de Tracy está maravillosamente escrito, permitiendo a Bond relacionarse con una interesante mujer tridimensional que es inteligente, valiente y divertida. Los productores también tomaron la sabia decisión de contratar una actriz reconocida para este importante papel. Diana Rigg, ya una estrella por sus años en Los Vengadores, realizó una maravillosa actuación siendo difícil imaginar a otra actriz en el personaje.

Tracy es un personaje realmente complicado, que alterna entre el suicidio, la necesidad de amor, el hastío de una chica rica y las emocionantes aventuras. Por una vez, Bond ha encontrado a su igual en todas las formas imaginables. 007 primero la rescata del suicidio en una playa portuguesa. Posteriormente, ella rechaza los intentos románticos de Bond, presuponiendo que él intenta ganarse el favor de su padre. Sin embargo, se produce un romance muy creíble y las escenas de amor entre Bond y Tracy (que podrían haber sido bochornosas) tienen ritmo y añaden impacto emocional al esperado y triste clímax.

'Angeles de la muerte' de Blofeld

Tras su llegada al Piz Gloria (disfrazado como Sir Hilary Bray), 007 es presentado a varias mujeres bonitas de todo el mundo. Ellas creen que se encuentran reunidas allí para someterse a tratamientos experimentales antialergias. En realidad, Blofeld las ha hipnotizado y las devuelve a sus respectivos países con un "regalo": un perfume atomizador con un radio transmisor instalado. Al oír su orden, los 'ángeles' deben liberar el virus Omega del atomizador, poniendo en peligro la fertilidad de cosechas, ganado y humanidad en toda la tierra. Bond está encantado de estar en presencia de estas chicas, especialmente desde que empiezan a intentar seducir al virginal Sir Hilary, pero sus romances le desenmascaran.

Algunas de los 'ángeles' hicieron carrera. La más notable, Julie Ege, una Miss Noruega, que apareció en varias películas de terror de Hammer.

 Anouska Hempel se retiró de la interpretación y es ahora la exitosa propietaria del conocido Blakes Hotel en Londres.

Joanna Lumley encontró la fama en otro tipo de películas como coprotagonista junto a Patrick Macnee en Los Nuevos Vengadores. Hace pocos años, aparecía en la exitosa serie de humor televisiva Absolutely Fabulous. Curiosamente, también se ha encargado de narrar en casete numerosas novelas Bond.

Angela Scoular | Ruby Bartlett

La primera de las conquistas de Bond entre los Ángeles de la Muerte de Blofeld. Mientras Bond está dando una aburrida explicación de genealogía disfrazado como Hilary Bray, Ruby, originaria de Morecamb Bay, Lancashire, se aprovecha de su atuendo escocés poniendo secretamente su mano bajo su falda escocesa y escribiendo con lápiz de labios el número de su habitación en la pierna. Bond explica su momentánea distracción diciendo que 'se siente un poco laxo'. Posteriormente, su encuentro amoroso es interrumpido de forma un tanto extraña por parte de la cura para la alergia a los pollos de Ruby. De repente, es hipnotizada por un caleidoscopio de luces situado sobre su cama mientras que la suave voz de Blofeld le ordena amar a los pollos. Bond descubrirá más tarde que este tratamiento tiene implicaciones mucho más siniestras.

¡Comparte este artículo!