007: Al Servicio Secreto de Su Majestad

Las notas de producción con la ficha técnica, el reparto, los antecedentes y la sinopsis de la sexta aventura oficial de James Bond

 

Ficha Técnica
 
Reparto
Orígen
Gran Bretaña
 
James Bond
George Lazenby
Rodaje
1969
 
Tracy Di Vicenzo
Diana Rigg
Duración
140 Min
 
Ernst Stavro Blofeld
Telly Savalas
Modo
Technicolor
 
Irma Bunt
Ilse Steppat
Formato
2:35 Panavision
 
Bernard Lee
Sonido
Mono
 
Marc Ange Draco
Gabriele Ferzetti
Producción
Eon
Danjaq Production
 
Sir Hilary Bray
George Baker
Guión

Richard Maibum
Simon Raven

 
Grunther
Yuri Borionko
 
Olympe
Virginia North
Realizador
Peter Hunt
 
Lois Maxwell
Director Artist.
Bob Laing
  Toussaint
Geoffrey Cheshire
Director Foto
Michael Reed
 
Che Che
Irvin Allen
Diseñad. Prod.
Syd Cain
 
Ruby
Angela Scoular
Ef. Especiales
John Stears
 
Nancy
Catherine Schell
Especialista
George Leech
  Gumboldt
James Bree
Montaje
John Glen
 
Raphael
Terence Mountain
Musica
 
Desmond Llewelyn
Tema
Louis Amstrong
 
Bernard Horsfall
Vestuario
Marjory Cornelius
 
Hammond
John Gay
Títulos 
 
Manuel
Terence Alexander

Antecedentes

Por muchos motivos, 007: Al Servicio Secreto de Su Majestad es una anomalía entre las películas Bond. La diferencia más obvia es la presencia de George Lazenby en el papel de 007. Lazenby, un modelo sin experiencia previa de actor, convenció a los productores que era la persona ideal para continuar con el papel tras la partida de Sean Connery de la serie después de Sólo se vive dos veces. Conocido básicamente por su presencia en el anuncio de televisión de chocolate Fry, Lazenby, un australiano, impresionó adecuadamente a los productores con su apariencia y fuerza física durante una escena de lucha interpretada como test de pantalla. Otra diferencia en esta película Bond es el debut directivo del habitual editor de las películas Bond Peter Hunt, quien deseoso tomó la tarea de supervisar la logística de esta producción épica.

El guionista Richard Maibaum se aleja de la fórmula tradicional, acercándose a la novela de Ian Fleming (una de sus mejores) y minimizando los gadgets. La visión de Peter Hunt consistía en volver a la esencia de Bond y desarrollar tanto el personaje como aquellos que lo rodean. Artísticamente, hizo la elección correcta ya que el 007 de Al Servicio Secreto es una compleja, a veces embrujada, alma que revitaliza su vida gracias a una aventura amorosa con Tracy Di Vicenzo, con quien más tarde se casa. Aunque la audiencia está totalmente preparada para las consecuencias finales de la boda (Bond no podría continuar como investigador con su mujer a remolque, al estilo de la serie The Thin Man), la secuencia en la que Tracy es asesinada es un momento profundo y devastador. En esencia, las películas Bond maduraron gracias a esta, aunque en futuras entregas se volviera a la fórmula fiable de los gadgets y el espectáculo.

Aunque Al Servicio Secreto fue repetidamente vapuleada por la crítica quien señaló a Lazenby como un valiente pero desacertado sucesor de Connery, los años siguientes han sido notablemente más amables tanto con el actor como con la película. En efecto, debido en no poca medida a la inspiración del director Peter Hunt, Al Servicio Secreto normalmente se encuentra entre los primeros puestos entre las predilecciones de los fans. Así mismo, Lazenby ha emergido como un contribuidor a la serie muy popular, disfrutando de numeroso público entusiasta en sus apariciones de eventos relacionados con Bond. En resumen, Al Servicio Secreto en un thriller brillante con derecho propio y se encuentra justificadamente entre las mejores películas jamás hechas.

La misión

En el transcurso de una misión obsesiva para localizar a Blofeld, James Bond rescata del suicidio a la bella pero aburrida Condesa Tracy Di Vicenzo. 007 descubre más tarde que se trata de la hija rebelde de Marc-Ange Draco, el líder más poderoso del crimen oganizado europeo. Draco hace una proposición a Bond: si se casa con su alocada hija y consigue llevarla por el buen camino, Draco utilizará los poderosos contactos de su organización para encontrar a Blofeld. Bond rechaza casarse con Tracy pero acepta salir con ella. Finalmente, aaprece un romance verdadero.

Bond descubre que Blofeld tiene un enorme cuartel general en Piz Gloria, situado en los Alpes Suizos. Haciéndose pasar por Sir Hilary Bray, un representante del Colegio de Armas de Londres, Bond llega al Piz Gloria presuntamente para estudiar el árbol genealógico de Blofeld. 007 es descubierto y capturado por Blofeld, quien le informa que pretende amenazar las Naciones Unidas para que paguen un rescate bajo la amenaza de guerra biológica. Blofeld ha repartido varias mujeres bonitas por todo el mundo, todas hipnotizadas para lanzar los gérmenes letales cuando reciban una orden. Bond, ayudada por la encantadora Tracy, realiza una impresionante huida pero ella es capturada por Blofeld. Bond y Draco llevan a cabo un ataque masivo sobre el Piz Gloria durante el que consiguen liberar a Tracy y acabar con los planes de Blofeld. Tras una lucha mano a mano a bordo de un bobsled de carreras, Bond supone que ha acabado con su enemigo.

007 y Tracy se casan y se van hacia una merecida luna de miel, mientras debaten cuantos niños van a tener. De repente, la tragedia golpea cuando Blofeld y su esbirro Irma Bunt les adelantan y disparan sobre el coche de la pareja una ráfaga de ametralladora, hiriendo de muerte a Tracy. Un Bond con el corazón destrozado se queda rodeando con sus brazos a la única mujer de la que ha estado realmente enamorado.

¡Comparte este artículo!