Licencia para matar | Gadgets

Los gadgets más sorprendentes aparecidos en la décimo sexta aventura oficial de James Bond


Pasta de dientes 'dentonita'

Q le da a James Bond este tubo de pasta de dientes aparentemente ordinario pero que en realidad incluye lo último en explosivos plásticos. Cuando se utiliza conjuntamente con un paquete de cigarrillos que hace de detonador, la combinación es mortal. Bond utiliza ambos objetos para dinamitar las ventanas antibalas de Sánchez, hechas con Armorlite III de dos pulgadas, en un intento fallido de matarlo.

Reloj de alarma explosiva

Tal y como Q apunta, este es el único reloj que garantiza que el usuario no se levantará. Es un gadget divertido aunque Bond no lo utiliza en el transcurso de su misión.

Cámara láser

Pam Bouvier intenta como por casualidad fotografiar a Bond y a Q con esta cámara instantánea - y casi tiene éxito friéndolos. La cámara en realidad dispara un caluroso rayo láser rojo que acaba con todo lo que encuentra en su camino. Adicionalmente, la cámara también toma imágenes con rayos X.

Rifle personalizado

Diseñada para parecer una cámara, en realidad se une a un rifle de alta velocidad que dispara balas del calibre 220. Tiene un lector óptico para la palma de la mano que evita que nadie, excepto el dueño que tiene registrado, pueda utilizarla.

Faja escaladora

La faja de Bond tiene un propósito más allá de lo estético: le permite escalar hacia abajo por la pared del hotel/cuartel general de Sánchez y espiarle en su reunión de alto nivel con otros barones de la droga.

Disfraz de manta

Bond se pone este traje exclusivo para nadar sin ser detectado cerca de las cámaras submarinas del Wavekrest. Aunque los hombres de Krest lo ven, lo toman por una manta gigante, lo cual es algo posible aunque poco probable.

Rastrillo radiotransmisor

Uno de los chistes más divertidos de Licencia para matar presenta a Q disfrazado de jardinero con un rastrillo que esconde un transmisor en el mango. Tras informar a Pam del paradero de Bond, Q - que rutinariamente reprende a 007 por el poco cuidado que tiene de sus gadgets - tira el dispositivo.

Desmond Llewelyn improvisó la secuencia, lo cual siempre es de agradecer entre los fans deseosos de verle.

¡Comparte este artículo!