Agente 007 contra el Dr. No | Vehículos

Los vehículos más destacados que aparecen en la primera misión oficial de James Bond

Sunbeam Alpine

El principal medio de transporte de Bond en sus días pre-Aston Martin era su conocido Bentley. Sin embargo, como toda la acción en Agente 007 contra el Dr. No ocurre virtualmente en Jamaica, parece ser que ni la amplia cuenta corriente de 007 le permite embarcar su coche desde Londres a la isla.

Así pues, conducirá un Sunbeam descapotable, suficientemente rápido para librarse de sus perseguidores. Pasando por debajo de una grúa de construcción, provoca que el coche que lo persigue, ocupado por los "Tres ratones ciegos" asesinos, se salga de la carretera explotando tras caer por un barranco.

El Sunbeam azul, un coche deportivo Inglés pequeño, fue en realidad alquilado por el equipo de producción a una mujer nativa a la que se le pagaron doce shillings por día (unos 70 céntimos de euro). Los productores enviaron una carta (arriba) a los responsables del Grupo Alpine reprochándoles que no les hubiesen cedido un modelo de forma gratuita pese a la publicidad que iban a conseguir. En la carta calificaban los doce shillings como una "suma considerable".

Ficha Técnica

Longitud 3,94 m. Cambio Manual 4 marchas
Ancho 1,53 m. Chasis Acero
Altura 1,3 m. Neumáticos 5.60-13
Peso 985 Kg. Veloc. Max. 160 km/h
Motor 1.592 cm3 Precio 1962 13.800 FF
4 cilindros linea    
80 cv DIN 5000 rpm    
Compresión 9.1:1    

Dragon Tank

El Dragon Tank es la principal linea de defensa del Dr. No contra los intrusos de Crab Key. Camuflado como un dragón para auyentar de la isla a los Jamaicanos supersticiosos, se trata de un vehículo acorazado con lanzallamas incluido. La máquina, conducida por dos hombres, tiene efectos mortales cuando Quarrel cae víctima del lanzallamas durante un tiroteo.


Para la construcción de este vehículo se utilizó un carro para pantanos local modificado por Dieter Baum de Desing-O-Rama, que era capaz de abrirse camino por la zona pantanosa. El vehículo de aspecto amenazador era, de hecho, una estructura de tubos cubierta por láminas metálicas ya que el presupuesto de modificaciones no podía exceder las 70 libras.

Para armar el tanque, el Departamento de Arte solicitó la posibilidad de alquilar o comprar dos lanzallamas con alcance de 9 a 12 metros al Ministerio de Defensa. La respuesta fue negativa, alegando que estaban prohibidos para finalidades civiles. Consecuentemente, los lanzallamas se obtuvieron en Jamaica.


En la novela, Bond y Honey roban el tanque y lo utilizan para escapar de la base del Dr. No, pero en la versión cinematográfica utilizan un bote para escapar.

El rodaje empezó el 13 de febrero en el pantano Vanzie de Falmouth y tuvo una duración de tres días. Al final de la producción, los productores estuvieron de acuerdo en devolver el tanque a la compañía que lo construyó, entendiendo que se desmantelaría y usaría como chatarra metálica.

¡Comparte este artículo!