El hombre de la pistola de oro | Aliados

Los aliados que prestarán su ayuda a 007 en la novena aventura oficial de James Bond


Soon-Taik Oh
| Lugarteniente Hip

 Oficial de policía de Hong Kong desigado para trabajar junto a Bond para recuperar el agitador Solex, Hip no es uno de los aliados más interesantes de Bond, ni el más listo. Cuando simula detener a Bond tras el asesinato de Gibson, inexplicablemente olvida decirle a 007 que le está llevando a ver a M, lo que provoca que Bond intente escapar. Posteriormente, cuando él y Bond escapan de los secuaces de Hai Fat, Hip acelera con su coche dejando a Bond a su suerte tras una nube de polvo. Hip más tarde sufre la vergüenza de tener que disfrazarse de vendedor de cacahuetes en un estadio de boxeo. Aunque recupera exitosamente el Solex, Hip comete el error de confiarlo a Mary Goodnight.

Clifton James | Sheriff J. W. Pepper

Los fans que podían tolerar a duras penas este personaje en Vive y deja morir se desenamoraron aún más con su difícilmente defendible regreso en esta película.

 Aquí, se nos pide que creamos que 'casualmente' el sheriff se encuentra de vacaciones junto a su esposa en Bangkok justo en el preciso momento que Bond está escapando. Absurdidad sobre absurdidad los insultos, gritos y gruñidos del sheriff Pepper atacan la dignidad de la película en escenas que son dolorosas de ver para los más puristas de la serie. Primero, un elefante lo tira al canal, más adelante, se convierte de mala gana en el aliado de Bond en la persecución de coches para alcanzar a Scaramanga.

Clifton James sobreactúa tanto que su primera intervención parece una escena de Hamlet. Aunque los productores se equivocaron estrepitosamente al querer revivir el personaje, al menos reconocieron el error y permitieron a Pepper retirarse de futuras misiones.

Bernard Lee | M

El jefe de Bond está particularmente enfadado esta vez y no duda en insultar y culpar a su mejor agente por un gran número de transgresiones. Tiene el honor de decir la única frase realmente divertida de la película. Cuando Bond pregunta quién pagaría un millón de dólares para que Scaramanga lo asesinara, M responde, 'esposos celosos, chefs avergonzados, sastres humillados, ¡la lista es infinita!'.

Desmond Llewelyn | Q

Tras su imperdonable ausencia en la película anterior, Q vuelve, aunque tiene poco que hacer en esta misión. Proporciona a Bond un gadget muy poco habitual - un tercer pezón que 007 utiliza para hacerse pasar por Scaramanga. La petición deja al normalmente inquebrantable Q un poco avergonzado y nervioso.

Lois Maxwell | Moneypenny

La aparición de Moneypenny es breve, mientras recuerda con Bond el asesinato de 002 y cómo podría relacionarse con Scaramanga. Aparte de esto, la charla habitual desaparece totalmente cuando una temperamental Moneypenny se va de golpe a la oficina de M al rechazar Bond el continuar sus indirectas.

¡Comparte este artículo!