El hombre de la pistola de oro | Chicas

Las chicas Bond más seductoras aparecidas en la novena aventura oficial de James Bond


Britt Ekland
| Mary Goodnight

 Esta guapa agente del MI6, estacionada en Hong Kong, es designada para trabajar con Bond para recuperar el Agitador Solex. Mary, que era una atrevida y competente aliada en la novela de Fleming, es interpretada como alguien tan inepta que hace parecer al Inspector Clouseau como Sherlock Holmes.

El chiste que se repite durante toda la película es que los encuentros románticos con 007 nunca se consuman debido a varias interrupciones. En cierto momento, sufre la vergüenza de ser encerrada en el armario de Bond mientras este seduce a Andrea Anders en la misma habitación (Bond debe tener predilección por esconder mujeres en su armario, tal y como también podemos ver con Miss Caruso en Vive y deja morir).

Britt Ekland actúa correctamente, pero no hay ninguna actriz que pueda dar dignidad a este personaje.

Maud Adams | Andrea Anders

 Aunque técnicamente es un personaje secundario, Andrea debería haber sido la actriz protagonista en vez de un cordero sacrificado. En contraste con Mary Goodnight, tiene una presencia intrigante y realista en una película extravagante. Amante atrapada por Scaramanga, Andrea prefiere arriesgar su vida para escapar de su cautiverio. Antes de cada asesinato, Scaramanga hace el amor con ella con la creencia de que esto asegurará el éxito de su misión. Sin embargo, Bond no la trata mucho mejor. Se acuesta con ella e insiste en que antes de rescatarla debe conseguirle el Agitador Solex - un acto que le cuesta la vida cuando es disparada por Scaramanga por su traición.

Maud Adams realiza una gran actuación como la trágica Andrea, dando un sentido de convicción al papel. Adams tiene la distinción de ser la única actriz hasta la fecha en interpretar papeles principales en dos películas Bond (interpretó también el papel femenino principal en Octopussy en el año 1983).

¡Comparte este artículo!