El hombre de la pistola de oro (Vehículos)

Los medios de transporte más espectaculares aparecidos en la novena aventura oficial de James Bond

AMC Hornet Hatchback

Si los años 70 se pudieran llamar 'la década en la que se olvidó el estilo' en términos de moda (ver a 007 vestido informal es traumático), lo mismo podría decirse para la mayoría de coches de la época. Esto se evidencia por la promoción de la película de un AMC Hornet Hatchback, un vehículo increíblemente aburrido. Bond roba el coche de un concesionario de Bangkok en el que el sheriff Pepper solicita un viaje de muestra. (Por qué Pepper querría comprarse un coche en Tailandia es otra absurdidad dejada sin explicar).

Bond y el sheriff se ven envueltos en una persecución de coches para atrapar a Scaramanga. El clímax de la persecución ocurre cuando Bond intenta hacer un salto de 360º utilizando un puente medio caido para llegar al otro lado del rio. El especialista Jay Milligan había visto hacer el aparentemente imposible salto y convenció a Broccoli y Saltzman para replicarlo para El hombre de la pistola de oro. Utilizó un ordenador de la Universidad de Cornell para calcular las ratios matemáticas, tecnología inédita para tal objeto. Milligan diseñó un coche especial con una columna central y un interior especialmente ligero. Rampas especialmente construidas fueron disimuladas como un puente medio derruido, y se utilizaron ocho cámaras para captar la increible hazaña. El salto era tan peligroso que había ambulancias, gruas y hombres rana preparados para rescatar al conductor 'Bumps' Willard. Para tranquilidad de todos, Willard hizo el salto en una sola toma y Cubby Broccoli lo celebró con champán para todos. Meses de duro trabajo se convirtieron en una escena que duró quince segundos en pantalla. Increiblemente, todo el impacto se pierde por la presencia del sheriff Pepper y el añadido de un efecto de sonido de dibujos animados en postproducción.

AMC Matador volador de Scaramanga

Uno de los vehículos más raros aparecido en una película Bond, el AMC Matador parece un coche ordinario cuyo dueño es Scaramanga - hasta que escapa de Bond al apretar una clavija que lo convierte en un avión, con alas y motor a reacción propio.

El mago de los efectos especiales, John Stears, construyó las partes que permiten volar al coche a escala real y filmó la secuencia de transformación en un campo de aviación local en Inglaterra y en los Pinewood Studios. El coche que se ve volando era un modelo en miniatura muy detallado de 1,5 metros de largo por 3 metros de ancho. Es virtualmente imposible distinguir la miniatura del coche real - un gran logro para los talentosos técnicos.

Junco de Scaramanga

Este es el método de transporte del archienemigo de Bond para desplazarse se su isla exótica a los puertos cercanos. Bond y Mary Goodnight comandan el junco cuando escapan de la isla de Scaramanga mientras explota. Sin embargo, Nick Nack se ha escondido e intenta asesinar a Bond en la conclusión un poco ridícula de la película. (Igualmente absurdo es el hecho que M llame a Bond utilizando el teléfono del junco. Seguramente, el asesino más secreto del mundo habría pedido tener su número de teléfono oculto.)

¡Comparte este artículo!