El mañana nunca muere | Enemigos

Los villanos más malvados aparecidos en la decimooctava aventura oficial de James Bond


Jonathan Pryce
| Elliott Carver

 Este mundialmente conocido magnate mediático loco de poder, persigue conseguir un monopolio virtual en la industria de la información de noticias internacionales. Su eslogan es "No hay mejor noticia, que una mala noticia". Carver es un personaje culto, intelectual y posee un sentido del humor sarcástico. Asesino a sangre fría, ordena matar a su propia mujer cuando sospecha que le ha traicionado. Al contrario de muchos enemigos de Bond de los últimos años, Carver se da cuenta de que en la sociedad de hoy el poder no se expresa únicamente en términos financieros, sino influenciando los medios.

Carver está interpretado brillantemente por Jonathan Pryce, que domina la pantalla en todas sus apariciones. Se dice que la fortaleza de las películas Bond se mide por la calidad de su enemigo. El personaje de Elliott Carver es, posiblemente, el mejor antagonista de Bond desde Scaramanga de Christopher Lee.

Ricky Jay | Henry Gupta

 Tecnoterrorista internacional, Gupta está a cargo de orquestrar los aspectos científicos del plan de Carver para iniciar la guerra entre China e Inglaterra. Tiene la habilidad de conseguir las armas más letales y secretas del mundo y utilizarlas para propósitos criminales. Gupta muere cuando Carver le dispara.

En una escena eliminada, cuya captura puede verse en nuestra galería de imágenes, Bond mata a Gupta mientras le lanza un mazo de cartas como en Vive y deja morir. Esto es una referencia a las habilidades de Ricky Jay, ilusionista y autor del libro Cards as weapons (Cartas como armas). En este libro Jay describe muchas maneras de luchar usando un mazo de cartas.

Gotz Otto | Stamper

 Este musculoso ario sirve como jefe de seguridad de Carver y lleva a cabo sus misiones de asesinato con gusto. Alto, rubio y guapo, Stamper recuerda a Red Grant, pero únicamente a nivel superficial, ya que el personaje nunca llega a definirse, aunque Otto lo interpreta con considerable pericia.

El único rasgo conocido de su personalidad es divertido: describe su aprendizaje por parte del torturador Dr. Kaufman, como si hubiese estudiado con un gran maestro de la humanidad.




Vincent Schiavelli
| Dr. Kaufman

 Uno de los personajes más divertidos y memorables aparecidos en una película Bond, Kaufman es un asesino mundialmente conocido que se enfrenta a Bond tras asesinar a Paris Carver. Se enorgullece modestamente de sus grandes habilidades como asesino y torturador, aunque la segunda actividad la califica como simple 'hobby'.

La secuencia está escrita de forma soberbia y Vincent Schiavelli, que normalmente hubiese sido una elección peculiar para una película Bond, está realmente hilarante en el papel. Cuando Bond le dispara mortalmente, uno desea poder haber visto un poco más de él, aunque a nivel artístico, es mejor que los productores no sobreextendieran su aparición.

¡Comparte este artículo!