El mundo nunca es suficiente | Enemigos

Los villanos más malvados aparecidos en la décimo novena aventura oficial de James Bond


Sophie Marceau
| Elektra King

 Hija del industrial asesinado Sir Robert King, Elektra había sido secuestrada por Renard quien pedía una recompensa de 5 millones de dólares, que su padre rechazó pagar. Tras asumir el control del imperio de su padre, se muestra como una mujer compasiva dedicada a preservar de la violencia y la destrucción su lugar de nacimiento en los Balcanes. Tras iniciar una relación íntima con esta mujer extremadamente bella, Bond descubre para su horror que está aliada con Renard, quien la ha convencido para que esté de su lado.

Elektra King es una mujer muy sexual pero sin escrúpulos, y es una de las chicas principales más intrigantes aparecidas en una película Bond desde Octopussy. También tiene la distinción de ser la primera enemiga principal de Bond, si consideramos que Rosa Klebb de Desde Rusia con amor trabajaba para Blofeld. Cuando se enfrenta a Bond en su encuentro climático, intenta sobornar a 007 diciendo "Podría haberte ofrecido el mundo", a lo que Bond responde "El mundo no es suficiente".

Robert Carlyle | Renard

 Su nombre real es Victor Zokas y su objetivo es la anarquía y la extorsión. Lleva alojada en su cerebro la bala que le dispara 009 en un intento fallido de asesinato y, como consecuencia, tiene los sentidos anulados, lo cual le hace inmune al dolor. Otro "pequeño" efecto del disparo es que la bala avanza lentamente por su interior hasta que termine matándolo. En consecuencia, Renard no teme a la muerte, ya que se considera ya muerto.

Renard está en la línea de los primeros enemigos de Bond en cuanto al hecho de que es completamente despiadado y tiene ilusiones de grandeza. Como todos los grandes enemigos de Bond, cae víctima de su propio plan cuando 007 lo envía a una tumba de agua, algo que puede llegar a molestar incluso al propio Renard.

John Seru | Gabor

 Se trata del devoto y mortal guardaespaldas de Elektra King, un personaje especialmente molesto, que finalmente muere en una lucha en lo alto de la Torre de la Dama donde M se encuentra recluida.

 

 

 

 


Ulrich Thomsen
| Sasha Davidov

 Jefe de Seguridad de Industrias King. Será el propio Davidov quien hará sospechar a Bond sobre dónde recae la lealtad de Elektra.

Bond finalmente lo mata y asume su identidad para infiltrarse en unas instalaciones dedicadas a realizar pruebas nucleares.

 

 

 



Goldie
| The Bull

 Guardaespaldas y chófer de Valentin Zukovsky, su nombre es un diminutivo de Sr. Bullion (Sr. Lingote), ya que cada uno de sus dientes están bañados en oro.

Poco sospecha Zukovsky que su hombre de confianza es en realidad un empleado de Renard, y está pasando información secreta a su malvado mentor. Pensando que Zukovsky está muerto, cuando se encuentra de nuevo con su amo le dice nerviosamente "Jefe, ¡estoy tan contento de verle!" a lo cual Zukovsky responde "Yo también" y le dispara.

 


Maria Grazia Cucinotta
| La chica del puro

 Bond se encuentra por primera vez con esta bella y peligrosa suiza en Bilbao, España. Ella le ofrece un puro poco antes de matar a un banquero y escapar.

Bond más tarde se reencuentra con esta espectacular femme fatale después de que intente asesinarle en una persecución a muerte por el Támesis. Muere espectacularmente en un globo aerostático sobre el Millennium Dome, lo cual la sitúa entre las muertes más memorables de una enemiga de Bond.

¡Comparte este artículo!