El mundo nunca es suficiente | Vehículos

Los medios de transporte más espectaculares aparecidos en la décimo novena aventura oficial de James Bond


BMW Z8

 Como en las dos misiones anteriores, la Sección Q abastece a Bond con un nuevo deportivo BMW - la máquina de ensueño definitiva - y de lejos uno de los coches con más glamour que Bond ha conducido hasta la fecha. Este es por supuesto un vehículo nada ordinario, con un motor de titanio de 8 válvulas y 400 caballos. Puede pasar de 0 a 100 en cinco segundos y alcanzar una velocidad límite de más de 250 km/h.

Además, el BMW incorpora otras prestaciones difíciles de encontrar en un concesionario, tales como un control remoto que permite conducir el vehículo utilizando un llavero, pese a estar a muchos metros de distancia, y dos misiles tierra aire. Durante la lucha contra los hombre de Renard en la fábrica de caviar, el Z8 corre a rescatar a Bond, y le salva la vida. Tristemente, el coche queda partido en dos cuando una enorme sierra eléctrica suspendida de un helicóptero lo atraviesa.

Bote de Q

 Visto por primera vez en el laboratorio de Q, Bond conduce este ingenio acuático para perseguir a la chica del puro por el Támesis, tras el asalto del Cuartel General del MI6. Esta embarcación para una persona y propulsada por jet, es capaz de acelerar al máximo tocando el mínimo de agua. El bote tiene una función que le permite sumergirse y torpedos posteriores que provocan un efecto devastador en los muelles de Londres.

En una maniobra aventurada que le permite alcanzar al barco que persigue, Bond hace deslizar el bote por la calle, por la terraza de un restaurante y lo lleva de nuevo al agua. Como siempre, Bond no consigue saisfacer los deseos de Q para que devuelva su equipo intacto: el bote de Q estalla en llamas tras catapultar a Bond hasta el globo aerostático de la chica del puro.

Parahawks

 El parahawk es una unidad mortal del Ejército ruso que se desplaza suspendida en el aire por paracaídas especialmente diseñados para planear.

En su parte posterior cuentan con un propulsor que permite maniobrar a las máquinas a alta velocidad y disparar con ametralladora mientras persiguen a Bond y a Elektra por las montañas nevadas del Cáucaso.

¡Comparte este artículo!