La espía que me amó | Enemigos

Los villanos más malvados aparecidos en la décima aventura oficial de James Bond


Curd Jürgens | Karl Stromberg

 Este billonario magnate de los barcos tiene una base de operaciones única: Atlantis, una gigantesca ciudad en el mar capaz de seguir con vida tanto en la superfície como debajo de ella. Stromberg está obsesionado en llevar la civilización al fondo de los mares pero por motivos megalomaníacos: sueña con establecerse como dictador del nuevo orden mundial. Como cualquier buen enemigo de Bond, Stromberg es listo y siempre respeta el talento de 007 como adversario.

Interpretado al viejo estilo por el conocido actor alemán Curd Jürgens, Stromberg es un poco patoso comparado con enemigos anteriores. Aunque Jürgens es efectivo y a menudo divertido, su personaje básicamente se sienta en Atlantis pulsando botones y lanzando ultimatums. Su fin - disparado por Bond - también es un poco anticlimático.


Richard Kiel | Tiburón

 Tiburón es una novedosa y memorable novedad a la galería de enemigos de Bond. No es muy inteligente, pero se trata de un asesino intensamente determinado que no deja que unos cuantos cientos de tortazos le disuadan. Contratado por Stromberg como secuaz, el gigante aparentemente mudo usa sus afilados dientes de acero para matar a cualquiera que se interponga en su camino. La terrorífica torre casi consigue terminar con 007, pero Bond inevitablemente utiliza su ingenio para contrarrestar la fuerza bruta de Tiburón. El final original de la película mostraba a Tiburón muriendo entre llamas. Sin embargo, Cubby Broccoli sospechó que el personaje tenía un gran carisma y rodó un final alternativo en el que sobrevive, permitiendo al personaje regresar en la siguiente aventura épica de Bond, Moonraker.

Tiburón nunca es una presencia terrorífica en la película porque se utiliza cada vez más como efecto cómico. Sin embargo, está tan bien interpretado por Richard Kiel, un actor con genuina presencia en pantalla, que la audiencia acoge bien sus frecuentes apariciones.

Caroline Munro | Naomi

 Esta impresionante piloto ayudante de Stromberg inicialmente conduce a Bond (que se hace pasar por biologo marino) hasta Atlantis para que se encuentre con su jefe.

La sugerente presencia de Naomi y perfecta figura (únicamente cubierta por un pequeño bikini) ciertamente impresiona a 007, lo cual no le detiene a la hora de eliminarla durante una persecución a vida o muerte.

Caroline Munro, una veterana de varias películas de miedo de la Hammer, continúa impresionando a los fans que hacen cola para conseguir su autógrafo en las ferias internacionales de coleccionistas.






Milton Reid | Sandor

 Este musculoso y calvo secuaz de Stromberg es asignado para que trabaje junto a Tiburón. Stromberg ordena a Sandor 'obedecer' a Tiburón - una tarea nada fácil, teniendo en cuenta que el gigante de dientes de acero no se caracteriza por sus habilidades oratorias.

Sandor asesina la bella Felicca antes de que ella le dé información a Bond sobre el sistema de rastreo de submarinos. En una de las mejores secuencias de lucha de una película Moore, un irreconocible 007 obliga a Sandor a darle información y luego le deja caer desde un tejado para que muera. El actor Milton Reid había interpretado a uno de los secuaces del Dr. No quince años antes.

Nadim Sawalha y Vernon Dobtcheff | Fekkesh y Max Kalba

Estos dos personajes son piezas clave en la búsqueda del sistema de rastreo de submarinos. Fekkesh es asesinado por Tiburón en una espeluznante y atmosférica secuencia durante un show de luces para turistas en las pirámides. Una nota encontrada en su cuerpo lleva a Bond hasta Max Kalba, el propietario de un club nocturno egipcio que instiga una guerra de pujas entre Bond y Anya por el microfilm del sistema de rastreo de submarinos. Sin embargo, también es asesinado por Tiburón (disfrazado de un sospechoso técnico reparador de teléfonos).

          

Sydney Tafler | Capitán del Liparus

A cargo del funcionamiento y de las operaciones del Liparus, el capitán supervisa la captura de los tres submarinos incluyendo el USS Wayne que lleva a Bond, al Mayor Anya Amasova y al Capitán Carter. Personaje relativamente amable, parece no encajar en el plan sin escrúpulos y vengativo de Stromberg.

 Interpretado por Sydney Tafler, este enemigo de Bond es visto ejecutando varios deberes y operaciones en el centro de control del Liparus, el capitán en último término responde ante Karl Stromberg. Excusándose al informar a Stromberg de que las tripulaciones de los otros submarinos han escapado, el capitán da la orden de sellar el centro de control diciendo a Stromberg que no se cometerán más errores. Sin embargo, el Capitán del Liparus muere cuando Bond detona la bomba situada en el muro del centro de control, con tiempo sólo de decirle a Bond que no conseguirá detener los planes de Stromberg.

Michael Billington | Sergei Borzov

Sergei Borzov aparece en la secuencia precréditos esperando a Bond en la colina de la montaña después de que la chica del refugio le avise de que Bond va hacia él. Liderando un grupo de asesinos, Borzov y sus hombres intentan matar a Bond mientras bajan esquiando por las colinas de la montaña. Borzov se acerca a Bond, entonces 007 se gira y le dispara utilizando su palo de esquí.

 Mucho más tarde en la película, Bond descubrirá que el hombre al que mató era el amante de otro agente del KGB, la Mayor Anya Amasova. Vengativa, Anya le dice a Bond que cuando la misión termine le matará, sin embargo Bond finalmente se las arregla para persuadirla de lo contrario.

Debido a su aire bondiano, Billington había sido considerado para interpretar el papel de 007 en el pasado.

Cyril Shaps y Milo Sperber | Dr. Bechmann y Profesor Markowitz

Malogrados físicos nucleares responsables de la creación del sistema de detección de submarinos nucleares. Ambos trabajan para el billonario excéntrico Stromberg y, tras recibir 10 millones por su trabajo cada uno, parten de Atlantis en un helicóptero que será dinamitado por el propio Stromberg, quien cancelará la transferencia al momento.

¡Comparte este artículo!