Moonraker | Chicas

Las chicas Bond más seductoras aparecidas de la onceava aventura oficial de James Bond

Lois Chiles
| Dra. Holly Goodhead

 Se trata de una valiente agente de la CIA infiltrada en Industrias Drax de California que se convierte en una empleada del programa espacial.

Holly es una científica genuina, al igual que una agente de campo, además de ser una astronauta completamente entrenada. Como es costumbre, James Bond le desagrada al instante y se enzarza en un juego con él para demostrar su superioridad. Igualmente predecible es que inevitablemente será seducida por sus encantos (aunque, novedosamente, será ella quien inicialmente trata a 007 como una aventura de una noche).

El papel de Holly está escrito de forma inteligente y Lois Chiles realiza una actuación muy satisfactoria. Sin embargo, el personaje es un poco insulso y se conserva como una de las chicas Bond menos memorables de la pantalla.

Corinne Clery | Corinne Dufuour

 Interpretada con un encanto aceptable por la actriz francesa Corinne Clery, Corinne es la piloto y ayudante personal de Drax en el estado de California. Ofrece a James Bond un tour detallado por Industrias Drax y más tarde es incluso más generosa a nivel personal.

El agente 007 seduce esta guapa mujer y la convence para que le permita fotografiar los papeles secretos de la caja fuerte de Drax. Por su traición, paga un terrible precio - Drax lanza sus Dobermans sobre ella y es hecha trizas en una secuencia realmente espantosa y llena de suspense.

Se trata de la primera chica Bond cuyo nombre de pila coincide con el del personaje que estuvo a punto de llamarse Trudi Parker, como en la novelización.
 

Emily Bolton | Manuela

 Manuela es la agente de campo adjunta a la Estacion VH en Rio y asignada para trabajar junto a Bond para localizar e investigar el almacén de Drax. Pronto dejará claro que le gusta mezclar los negocios con el placer y se mostrará romántica hacia Bond nada más llegar éste a Rio.

Posteriormente, mientras investigan el almacén, la pareja es atacada por Tiburón, que está disfrazado como parte del desfile de Mardi Gras. Mientras que la visión de un gigante con los dientes de hierro dirigiéndose hacia ti sin duda dejaría atónito a todo el mundo, Manuela - obviamente más habilidosa en la alcoba que en el trabajo de campo - casi ni intenta oponer resistencia y debe ser rescatada por 007.

¡Comparte este artículo!