Moonraker | Vehículos

Los medios de transporte más espectaculares aparecidos en la undécima aventura oficial de James Bond


Bóndola

Esta góndola veneciana está equipada con un joystick camuflado para dirigirla y motor de propulsión. El bote también puede convertirse en un hovercraft, lo cual permite viajar por tierra. Bond utiliza este absurdo invento durante una larga e improbable persecución de lanchas a través de los canales (algunas tomas son cogidas casi directamente de una escena similar de El hombre de la pistola de oro).

La idea de convertir una góndola en una lancha rápida es aceptable, pero cuando Bond cruza la Plaza de San Marcos subido en ella, se pierde toda la credibilidad ya que vemos dobles tomas de palomas y camareros derramando la bebida que sirven sobre sus clientes.

La escena en la que la góndola se convierte en hovercraft tuvo que repetirse cinco veces ya que, debido a la inestabilidad del vehículo, Roger Moore se cayó al agua las primeras cuatro veces. En cada toma el actor debía utilizar un traje nuevo y, afortunadamente, se consiguió a la quinta toma porque al equipo de vestuario ya no le quedaban más trajes secos. 

Bote Glastron / Ala Delta

 Mientras navega por el río brasileño Tiperapi con su brillante y armado bote, Bond recibe el ataque de Tiburón y una flota de lanchas. En una espectacular escena de persecución, emplea minas y torpedos escondidos para demoler a sus perseguidores.

Sin embargo, con las gigantescas cataratas Iguazú acercándose, Bond despliega un ala delta construido dentro del techo del bote, lo cual le permite planear con seguridad y finalmente aterrizar cerca del cuartel general secreto de Drax.

De nuevo, una impresionante escena de acción se ve empañada por la comedia, ya que vemos un zoom a un desesperado Tiburón al borde de la cascada.

Nave espacial

Las naves espaciales Moonraker son construidas por Drax para el programa espacial americano. Sin embargo, su propia flota privada permite transportar su raza superior de seguidores a la estación espacial, donde iniciarán una nueva civilización. Irónicamente, una de las propias naves de Drax será la que provocará su caída cuando Bond y Holly la utilicen para infiltrarse en la estación espacial.

Cubby Broccoli puso especial esmero en asegurar a sus fans que había recibido cooperación de la NASA para garantizar que todos los aspectos de la nave eran reales.

¡Comparte este artículo!