Muere otro día | Chicas

Las chicas Bond más seductoras aparecidas en la vigésima aventura oficial de James Bond

Halle Berry | Jacinta "Jinx" Johnson

Agente de la ASN, Jinx trabaja en el mismo caso que Bond. Experta tiradora, piloto y en perfecta forma física, Jinx deja claro que es mucho más que la pareja de Bond. Utilizando sus habilidades se las arregla para matar a Miranda Frost al final de la película.

Por sus comentarios sabemos que no le gusta estar atada a nada ni a nadie, sus relaciones no duran y no duda en utilizar a Bond para sus propios objetivos, al igual que Bond la utiliza a ella.

Vemos a Jinx por primera vez saliendo del agua al estilo Ursula Andress, aunque con un bikini naranja. Poco después se acuesta con 007 interpretando la escena de mayor tensión sexual hasta la fecha en una película Bond. Tras la secuencia del hospital en Cuba, Jinx reaparece en el Palacio de Hielo y acompaña a Bond en el clímax final.

La oscarizada Halle Berry, la única chica Bond con este privilegio, interpreta a una chica Bond moderna e inteligente, un "James Bond femenino". Su entrega en la interpretación le hizo sufrir una pequeña herida en el ojo durante la escena del helicóptero rodada en Cádiz que se solucionó con antiinflamatorios.

Rachel Grant | Pacíficas fuentes del deseo

Pacíficas Fuentes del Deseo es la masajista de parte de la dirección que llama a la puerta de la suite presidencial de Bond en el Hong Kong Yacht Club. 007 intenta un acercamiento que ella rechaza pero, sorprendentemente, Bond saca un arma escondida bajo su vestido y descubre que es una enviada del Sr. Chang para descubir tanto como pueda sobre la misión de Bond.

Rachel Grant interpreta sin pena ni gloria a esta agente china que intenta espiar sin éxito a 007 haciéndose pasar por masajista.

¡Comparte este artículo!