Quantum of Solace | Vehículos

Los vehículos más destacados en la vigésimo segunda película oficial de James Bond 

Aston Martin DBS

Versión más oscura que la utilizada en Casino Royale, aparece en la secuencia precréditos siendo Bond perseguido por dos Alfa Romeos 159 por la carretera que transcurre a lo largo de la orilla del Lago Garda (Italia). Aunque en la película no queda destruido, la persecución deja la carrocería en muy malas condiciones.
 

  
 
Para la secuencia se utilizaron seis Aston Martin, quedando todos ellos destruidos. Uno de los Aston Martin cayó al lago cuando era transportado hacia el plató de rodaje quedando totalmente inservible, aunque un devoto fan lo adquirió por 200.000 libras.
 
Douglas DC-3

Fabricado por la Douglas Aircraft Company, el Douglas DC-3 es una aeronave americana propulsada por hélices cuyo primer vuelo tuvo lugar en los años 30. Llegó a convertirse en uno de los modelos más populares del cielo americano, utilizado en muchos casos por compañía aéreas para vuelos comerciales como United, American y TWA, se trata de un modelo antiguo pero utilizado para carga y muy bien valorado por pilotos.
 
 
En la película, Bond y Camille se ponen a los mandos de la aeronave para intentar localizar desde el aire la reserva de agua que acumula Dominic Greene. Durante el vuelo son atacados y abatidos por cazas, provocando un salto conjunto con un único paracaídas.

Encontrar uno de estos antiguos modelos fue todo un reto para la producción. Se encontró uno en México, pero era preciso que volara hasta Antofagasta (Chile), y el DC-3 mexicano no era capaz de cubrir tal distancia debido a problemas técnicos. En toda Sudamérica no había otro ejemplar, así que los productores optaron por una pieza de museo de Santiago, que no era capaz de moverse, ni mucho menos despegar. En el último momento, se encontró un DC-3 en Miami que consiguió volar hasta Antofagasta.
 
Ford Ka

Camille conduce un pequeño Ford Ka para sus desplazamientos por Haití. El coche pertenece a la organización Greene Planet, tal y como podemos ver por el logo que lleva grabado el vehículo.

Ford lanzó una edición especial de este modelo para la película. El Quantum of Solace Ka es único, con pintura color oro metalizado y el logo de la malvada organización Greene Planet grabado tanto fuera como dentro del vehículo, como en la película. Creado por el equipo de diseño de Europa de Ford en colaboración con el diseñador de producción de la película, Dennis Gassner.
 
 
Esta es la segunda colaboración de Ford con la franquicia, iniciada con el Ford Mondeo en Casino Royale (2006). En esta ocasión, el coche se presentó oficialmente en el Salón del Automóvil de París en octubre de 2008. Construido como parte del acuerdo de colaboración entre Ford y Fiat, está basado en la misma plataforma que el exitoso Fiat 500.
 
Ocean Sky Bombardier Challenger 604

En Quantum of Solace los enemigos de Bond también se desplazan con estilo. Concretamente cuando vuelan hasta y desde Austria, ya que utilizan un jet privado Bombardier Challenger 604 de la compañía Ocean Sky, uno de los operadores de jets privados líderes del sector, especializados en jets y charters de negocios.
 
 
En la película puede verse tanto el jet (desde dentro y desde fuera) como la compañía operadora (mujer en uniforme de Ocean Sky, creado por Hugo Boss, tras un mostrador de embarque oficial). Bond le pide que si preguntan por él que diga que ha partido para El Cairo. La empleada también cita la compañía al responder el teléfono: "Ocean Sky, Guten Abend.".
 
 
En el jet privado vuelan Dominic Greene, Elvis, Gregg Beam y Felix Leiter, y cuando los agentes de la CIA despiden a Greene y Elvis el logo de Ocean Sky se ve claramente.
 
 
La participación de Ocean Sky en Quantum of Solace es, posiblemente, el mayor acuerdo de esponsorización de la película. La compañía prestó cinco de sus jets, valorados en 100 millones de libras, a EON Productions, que fueron utilizados para trasladar el equipo y el reparto a Panamá durante una semana. Ocean Sky suele tener una tarifa de 5.000 libras por hora, subiendo el importe del acuerdo a 600 millones de libras. A cambio, Ocean Sky apareció varias veces en la película.
 
Sunseeker

En Quantum of Solace podemos ver dos modelos de lancha Sunseeker.

El primero es el Sunseeker Superhawk 43, utilizado por el General Medrano y sus esbirros en Haití cuando toman a Camille para dirigirse al Sunseeker 37 Metre Yacht M4, aunque Bond evitará que lleguen a su destino salvando a Camille.
 
 
 
El segundo modelo que podemos ver es el Sunseeker Sovereign 17, una lancha vintage de 1970 restaurada en 2005 que transporta a Bond hasta la villa que tiene Mathis en Italia. Como curiosidad, el director de Sunseeker International, Robert Braithwaite, tiene un cameo como capitán de la embarcación. Comentando el cameo dijo: "No puedes tener mejor carta de presentación que en una película de James Bond. Por tanto es muy emocionante estar involucrado personalmente en el último estreno de 007 y de hecho aparecer al lado del agente secreto más famoso de Inglaterra". 
 
 
Sunseeker es líder mundial en diseño y construcción de embarcaciones a motor de lujo, exportando el 99% de sus productos y empleando a más de 1,800 personas en sus astilleros de la costa sur de Inglaterra. Sunseeker International es ampliamente reconocida hoy en día como marca marina preeminente.

¡Comparte este artículo!