Skyfall | Enemigos

Los villanos aparecidos en la vigésimo tercera película oficial de la franquicia

Javier Bardem | Raoul Silva

Silva es un ex-agente del MI6 con un obsesivo deseo de vengarse de M - aunque ello signifique su propia muerte y la de aquellos que trabajan para él -, por haberle abandonado a su suerte años atrás en una prisión china tras ser intercambiarlo por otros agentes. Se enorgullece de utilizar los avances digitales para hacer lo que se le antoja, desde manipular un gobierno hasta hacer estallar una bomba en el MI6, o saltarse la seguridad del Servicio Secreto para llamar la atención de M.

Silva ordena robar la lista de los agentes dobles del MI6 y cuando se hace con ella los publica semanalmente de cinco en cinco en Youtube. Lo vemos por primera vez cuando Bond llega a su isla abandonada (fruto de un engaño a sus habitantes que él mismo confeccionó). Aquí realiza una memorable presentación e intenta seducir a 007 para que abandone el MI6, tras lo cual asesina a Severine en un juego macabro y es capturado.

Posteriormente lo vemos encerrado en una prisión de cristal de alta seguridad en el MI6 de la que, sin embargo, consigue escapar a través del sistema de túneles de Londres. Su objetivo es llegar al Parlamento y asesinar a M, pero Bond se interpone en el último momento.

Volveremos a ver a Silva llegando a Skyfall a bordo de su helicóptero de asalto, intentando de nuevo acabar con Bond y M. Finalmente, cuando está punto de inmolarse junto a M, Bond le clava un cuchillo en la espalda y acaba con él.

Javier Bardem interpreta de forma convincente al temido Silva, primer villano principal de la franquicia Bond interpretado por un español y de tendencia homosexual.

Ola Rapace | Patrice

Vemos a Patrice por primera vez en la secuencia pre-créditos llevándose el contenido del disco duro con la lista de los agentes dobles. La persecución inicial por las calles de Estambul termina en una reñida lucha cuerpo a cuerpo en lo alto de un tren que Eve se encarga de resolver de forma desafortunada.

Posteriormente, 007 espera a Patrice en Shangái donde el esbirro asesina a un comprador de obras de arte robadas, tras lo cual se enfrenta a Bond y termina cayendo desde lo alto de un rascacielos.

Este asesino a sueldo a las órdenes de Silva parece tener a Severine como contacto en la organización. Experto francotirador y entrenado en lucha cuerpo a cuerpo, pondrá los recursos de 007 al límite para acabar con él. Patrice está totalmente manipulado por Silva, ya que no accede a desvelar su nombre ni en el momento de su muerte.

¡Comparte este artículo!